martes, enero 24, 2017

Fallece Alberto Luberta, guionista del programa radial ‘Alegrías de sobremesa’


 Comentario del humorista Enrisco en https://www.facebook.com

Si alguien fue parte imprescindible de lo mejor de nuestras rutinas radiales durante décadas fue el acabado de fallecer Alberto Luberta. De él nunca me dejaré de preguntar cómo conseguía llenar ese espacio día tras día, semana tras semana, año tras año enriqueciéndonos de una manera tan poco enfática como constante. Nunca lo conocí personalmente, lo que lamento, pero nunca me lo planteé. Era como intentar conocer a un ser tan inasible como el Pájaro Loco o el Gato Félix. A ese nivel llegaba su leyenda. Mi más sentido pésame para quienes Alberto Luberta fue algo más que la leyenda que fue para el resto.



***************************Tomado de https://www.cubanet.org

Fallece Alberto Luberta, guionista del programa radial ‘Alegrías de sobremesa’

**********
Trabajó por más de 55 años en el popular espacio de Radio Progreso
**********

Alberto Luberta (juventudrebelde.cu)


Enero 23 de 2017

MIAMI, Estados Unidos.- En la tarde de este lunes ha fallecido el escritor Alberto Damián Luberta Noy, Premio Nacional de Radio y Premio Nacional de Humorismo por la obra de su vida, considerado además una “leyenda de la radio” cubana, informa Cubadebate.

De acuerdo a la publicación oficial, “Luberta Noy nació el 27 de septiembre de 1931, en el poblado de Pogolotti, Marianao, La Habana. Desde muy joven trabajó como copista de libretos de radio y en la adaptación de programas de televisión”.

Luberta, como era más conocido en el gremio, trabajó durante más de 55 años en el popular programa de radio “Alegrías de sobremesa”, uno de los más antológicos de ese medio en la isla.

El humorista, de 85 años, murió “víctima de una enfermedad crónica”, según describieron medios oficiales. Su cadáver será velado, cumpliendo con la voluntad del fallecido.

  ***********

AURORA BASNUEVO Y MARIO LIMONTA.HUMOR CUBANO 2016




ALEGRIA DE SOBRE MESA,RECONOCIMIENTO ALBERTO LUBERTA.1/10/2016



***********
Amaury Pérez Vidal entrevista a Alberto Luberta




Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

La sombra de Abrantes sobre el MININT, las FAR y Raúl Castro . Juan Juan Almeida: ¿Fue José Abrantes Fernández la única sombra de Fidel? ¿Fue la envidia de Raúl? ¿Fue un hombre con sed de poder?

 Nota del Bloguista de Baracutey Cubano

Recuerdo que un discurso de José Abrantes,  de 1989, que fue publicado en la prensa oficialista, por el aniversario de uno de  los ´´organos del MININT habían ciertos fragmentos de los cuales se podía sentir  cierto aire de necesidad de reformas para Cuba; eran los tiempos en que todavía circulaban en Cuba publicaciones de la Unión Soviética (Tiempos Nuevos, Sputnik, etc.) que con sus artículos  debidos a la perestroika y el glasnot en la URSS entusiasmaban a los cubanos con un cambio en Cuba. Posteriormente Fidel Castro en un discurso prohibió la circulación de esas publicaciones.

En el artículo El viaje de Gocrbahov a Cuba anima a los disidentes  publicado el 30 de marzo de 1989 en el diario español El País y escrito desde La Habana por el corresponsal  Antonio Caño  se lee:

El último pronunciamiento oficial sobre el proceso de renovación, hecho el pasado jueves por el ministro del Interior, José Abrantes, reconoció que "no hay duda de que estamos en presencia de cambios", y advirtió que no se pueden cerrar los ojos ante estos cambios". Algo distinto a los discursos en los que el jefe del Estado cubano, Fidel Castro, encontraba el pasado mes de diciembre peligrosas coincidencias entre la perestroika y el modelo de desarrollo capitalista

Y más tarde añadía el corresponsal de El País  en La Habana:

Fidel Castro ha insistido en sus últimas tribunas que la perestroica, aun siendo buena para la URSS, no es posible en un país situado a 150 kilómetros de las costas de Estados Unidos. Frente a este proyecto, Cuba, que se cree más amenazada por el capitalismo que los demás países socialistas, camina en la actualidad por la senda del purismo ideológico, y apuesta por la ortodoxia frente a la confusión ideológica, por lo que se ha convertido en la castroika.

Luego para Fidel Castro era evidente que había que deshacerse de admiradores de la perestroika como Abrantes, Arnaldo Ochoa, Antonio de la Guardia, etc. mediante una fuerte represión ¨ejemplarizante¨ para neutralizar la contaminación  en las filas de las fuerzas armadas, ministerio del interior, cuerpo diplomático, partido comunista, consejo de Estado, etc.

Sobre  la recordación a José Abrantes en el 20 aniversario, año 2011,  de su muerte pueden leer AQUÍ.
 ********************
Tomado de http://www.martinoticias.com

La sombra de Abrantes sobre el MININT, las FAR y Raúl Castro

*********
¿Fue José Abrantes Fernández la única sombra de Fidel? ¿Fue la envidia de Raúl? ¿Fue un hombre con sed de poder?
*********

Por Juan Juan Almeida
enero 22, 2017

En 1989, el general de división José Abrantes Fernández, entonces Ministro del Interior, fue destituido y juzgado por un tribunal militar especial que le acusó de abuso en el cargo, negligencia en el servicio, uso indebido de recursos materiales y financieros, cohecho, apropiación indebida, y desconocimiento sobre las actividades ilegales que supuestamente “de manera no autorizada” cometieron varios oficiales bajo su mando. Fue sancionado a 20 años de cárcel, y estando en prisión, el 21 de enero de 1991, falleció. Desde entonces, cada vez que se cumple aniversario de su muerte, sobre su casi escondida sepultura en el habanero cementerio de Colón, aparecen ramos de flores. ¿Por qué?

Mas allá del tiempo transcurrido, y mirando desde una distancia de noventa millas, mi visión sigue siendo la misma. Víctima de mi propio prejuicio, hoy sigo considerando que las diferentes sesiones del juicio oral de las causas I y II de 1989 no fueron más que un Crimen de Estado, la mayor y más cruel de las purgas cometidas por el insincero pusilánime Raúl Castro, y un oportuno ensayo para la representación que tuvo lugar, algunos años después, el 31 de julio de 2006 cuando Fidel Castro cedió “provisionalmente” su poder.

¿Fue José Abrantes Fernández la única sombra de Fidel? ¿Fue la envidia de Raúl? ¿Fue un hombre con sed de poder?

(José Abrantes a principuos de los años 60 del pasado siglo XX)

No lo sé; pero puedo asegurar que, estratégicamente, fue un error dejarlo morir. A finales de los 80’s, la Perestroika y el Glasnot estaban en su punto culminante, el Socialismo se debilitaba en Europa por los aires reformistas, por la ineficiencia burocrática, por fallas en la economía y las protestas ciudadanas que clamaban por un cambio. No era el momento de retirar a decenas de personas que pertenecían al Comité Central, de destituir ministros ni enviar oficiales a la calle, mucho menos de dejar morir a un hombre en circunstancias tan extrañas.

La prensa oficial del momento hablaba de corrupción, y entiendo, la corruptela con deshonestidad es preocupante, es uno de esos virus incurables que puede asfixiar un país; pero en Cuba era y es la moneda de uso, es folclore. Después de la muerte de Abrantes la corrupción no acabó, empeoró. Y los hechos son visibles, los personajes que están cerca del poder, o forman parte de importantes decisiones, son altamente impopulares y cien veces más corruptos. Se multiplican como los panes y los peces; y entre los más connotados están el Segundo Secretario del Partido Comunista de Cuba, José Ramón Machado Ventura; Luis Alberto Rodríguez López-Calleja, Presidente Ejecutivo del Grupo de Administración Empresarial y Jefe del V Departamento de las FAR; o Alejandro Castro Espín, asesor de la Comisión Nacional de Defensa y Seguridad Nacional.

(José Abrantes como acusado en la Causa 2/89)

Todos recordamos, que el país se vio envuelto en una feria de fusilamientos, suicidios y encarcelamientos. Y si bien yo no fui admirador de ninguno de los implicados, creo que se juzgó con excesiva severidad a las personas, y olvidaron analizar la causa, el origen. Sólo hay que mirar para ver que el germen aún persiste.

Sin embargo, en la actualidad y a pesar de, muchos oficiales y soldados de las FAR y el MININT, se solidarizan, se sienten en deuda y se preguntan ¿por qué?


**************

Manuel de Beunza (Part.II)
(a partir del minuto  y 30 segundos  Manuel de Beunza  habla de una  reunión sobre narcotráfico en la que participaron él,   Fidel Castro, Ruiz Poo, Abrantes y  Osmany Cienfuegos. La parte que debía ejecutar Manuel de Beunza era el lavado producto de esas actividades de narcotráfico. Manuel de Beunza falleció en el 2013 si mal no recuerdo)




****************


(FRAGMENTO)

 Por su parte, de acuerdo con el periodista Andrés Oppenheimer, las autoridades mexicanas encontraron vínculos del Rey de los Cielos, Amado Carrillo Fuentes, con el régimen cubano. Este disfrutaba de una casa de protocolo del gobierno de Cuba durante sus visitas a la Habana, privilegio que cualquiera que sepa cómo se gobierna Cuba sabe es imposible de obtener sin la aprobación del propio Castro. Estas casas son asignadas personalmente por Fidel Castro y la administración de esas propiedades es una de las funciones de su Jefe de Despacho, el Dr. José M. Miyar Barruecos.

Finalmente, en este caso, lo que pudiera llamarse el «smoking gun», de acuerdo con el argot policíaco, es el incidente, ocurrido en enero 18 de 1991, en la prisión de Guanajay que albergaba tanto a los procesados en el caso Ochoa como en el caso Abrantes. En esa oportunidad Abrantes, antiguo Ministro del Interior, le confesó al general Patricio de la Guardia, cuyo hermano gemelo Tony fue uno de los ejecutados por Fidel Castro,  que él mantenía a Fidel Castro informado de todas las acciones de su Ministerio relacionadas con el tráfico de drogas.   Patricio reaccionó violentamente ante esta evidencia que confirmaba que su hermano había sido ejecutado por cumplir misiones aprobadas por Fidel.   Esta indiscreción de Abrantes ocasiona su misteriosa muerte el 21 de enero de 1991, tres días después, a causa de un fallo cardíaco que, en el mejor de lo casos, no fue atendido debidamente por sus carceleros y, en el peor, fue ocasionado deliberadamente por las inyecciones que le daban éstos

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

lunes, enero 23, 2017

¿Quiénes son los fascistas?. Zoé Valdés: ¿Quiénes son los fascistas? ¿Los Trumpistas, o los vándalos que han salido a protestar en contra de la decisión tomada mediante elecciones?

Nota del Bloguista de Baracutey Cubano

Mientras que de esto apenas se habla en la mayoría de la media:

Presidente Donald Trump firma orden ejecutiva para "aliviar las cargas" del 'Obamacare'



 Tomado de http://truthfeed.com

#WomensMarch Organizer Linda Sarsour Wants Sharia Law in America

She recently met with an ex-Hamas operative and she has family ties to the terror group.
Frontpage Magazine said that she visited the White House at least seven times and was honored there in December 2015 as a “Champion of Change”.

Participantes en la marcha ¿la podrían hacer bajo la ley Sharia?
**********************
Tomado de https://zoevaldes.net/
¿Quiénes son los fascistas?

Por Zoé Valdés
Enero 23, 2017   

¿Quiénes son los fascistas? ¿Los Trumpistas, o los vándalos que han salido a protestar en contra de la decisión tomada mediante elecciones? ¿Quién es más fascista, Trump, o Soros que paga 90 millones para alterar y violentar la normalidad de unas elecciones presidenciales mediante bestialidades en las que, por poner un ejemplo (hay cientos), se golpea salvajemente a un hombre que sólo está exponiendo sus ideas en plena calle, o se intenta quemar vivo a otro por encasquetarse una gorra roja, símbolo del movimiento Trumpista?

¿Quiénes están faltándole el respeto a las mujeres, cuando vemos a esas mismas mujeres en medio de las avenidas con sus torsos descubiertos mostrando impúdicamente las cicatrices de sus operaciones de cáncer de seno? ¿No es eso faltarse el respeto a sí mismas? ¿Qué culpa tienen los Trumpistas de sus cánceres de seno y de sus mutilaciones? Qué mal gusto manipular sus desdichas y sus frustraciones íntimas en nombre de una causa o de un movimiento políticos.

Un movimiento político dirigido por una islamista, Linda Sarsour, con un pasado bastante oscuro. Una islamista cuya causa, el islamismo, tiene un sólo objetivo: vejar a las mujeres, someterlas, prohibir el arte, la música, las libertades, y como último, lapidar mujeres infieles y decapitar homosexuales, o lanzarlos desde azoteas para que se despapillen en el pavimento. Un único objetivo: acabar con los infieles de manera violenta. Y para ella y para lo que ella representa los infieles somos todos los que no oramos en nombre de Alá y no pensamos igual que ella y los machos fanáticos que la manejan.

(George Soros, de origen húngaro, quién busca  el Nuevo Orden Mundial (NOM)  con un  opresivo régimen)

¿Quiénes son los fascistas, los Trumpistas, o los Hillaristas y Soristas y Sarsouristas que han destruido comercios ajenos, que han amenazado públicamente frente a su casa a la Primera Dama Melania Trump con violarla no sin antes raparle la cabeza? Rapar cabezas, violar, cosa de fascistas.

¿Quién es más fascista y terrorista, la vieja materialista de Madonna que sueña y amenaza con hacer volar la Casa Blanca, o Ivanka Trump que se queda callada y mantiene la calma junto a sus hijos pequeños frente a un insensato que ha tomado como escudo a su hijo pequeño para agredirla verbalmente en un avión de vuelo normal? Agresión que luego se comprobó por los mensajes de texto dirigidos a su pareja que había sido urdida con premeditación, mucho antes de entrar en el avión. Fascistas son Madonna con sus anhelos terroristas y el tipejo que, de tan valiente, iba escudándose con su propio hijo de meses, y más tarde se vanagloriaba en las redes sociales de sus canalladas.

¿Quiénes son más racistas y fascistas, los que que han sido tratados de “deplorables” por el mero hecho de usar la democracia como medio para cambiar un gobierno, los que han sido valorados, mejor dicho desvalorizados, con todos los insultos habidos y por haber por el sólo hecho de decidir diferente a lo que los Obamunistas pensaban que sucedería; o los que han actuado disminuyéndolos?

¿Es fascista un presidente que trata de proteger a Estados Unidos, mientras los otros apoyaron a una corrupta que pretendía entregarle cada vez más el país a los chinos, a los iraníes, a los saudíes, a un viejo millonario que hizo fortuna robándole a los judíos, a un cruel sistema tiránico como el castrista? ¿Es fascista un hombre que frente a esas protestas permite que ocurran todas esas barbaridades en nombre de la libertad y de la democracia? No, la fascista es la que en nombre de la libertad y de la democracia arenga a esos pandilleros diciéndoles que han hecho bien en destrozar, en golpear, en amenazar con hacer explotar la Casa Blanca. La fascista y mentirosa es Hillary Clinton, que por debajo del tapete está manejando esos hilos que sólo conducen a la pillería y al desprestigio de la sociedad ésa, tan “mala” y capitalista, que permite, entre otras cosas, esos desmanes sin que ninguno de ellos sea juzgado y condenado por alta traición.

(Foto de archivo. George Soros saluda a Hillary Clinton. Un sobrino de George Soros está casado con la hija de Bill Clinton y Hillary Clinton. Fotos y comentarios del bloguista de Baracutey Cubano)

Espero que ese relajo social que no conduce a nada termine pronto, tanto allá como acá. Porque acá, desde hace mucho rato tampoco estamos nada bien.

Algunos contestarán que Trump quiere entregarle el país a los rusos. Bien, eso no ha ocurrido todavía, y si eso ocurriese, entonces habría que juzgarlo y enfrentarlo. Pero no se puede juzgar ni condenar a nadie por suposiciones ni por adelantado. Y mucho menos condenar a los que lo votaron mediante las urnas. Y tampoco condenar a nadie por su físico, que si la moña rubia, que si la piel naranja, que si puerco… Recuerden que Churchill, Thatcher y Reagan no eran la belleza personificada, pero fueron tres grandes líderes, y el tercero fue hasta actor de Hollywood.

¿Quiénes son los fascistas entonces (aunque en este caso usando antiguos métodos comunistas de borrado de fotos), los que desaparecen personas en una foto para intentar demostrar que muy poca gente fue a la toma de posesión de Trump y compararla con la otra toma de posesión de Obama, a la que va e igual le añadieron público con el mismo método del borrado; o los que en conferencia de prensa muestran la verdadera foto?

Bah. Sigan creyendo que la gente es estúpida y que no analizan y calculan. Sigan desvariando con que ustedes son los dueños del mundo, sí, sigan tan equivocados dejándose guiar por los sesohuecos del ‘SShowbiz’ y por los islamistas de última tendencia o moda. Sigan, que van cada vez peor, y con ustedes y sus malacrianzas hundirán lo poco que queda de creíble en el mejor de los sistemas inventados por el hombre: el capitalismo.

Y dejen ya el histeriquismo, la gritería, el llantén y los espectáculos baratuchos de cuarta categoría que sólo están haciendo el ridículo. Sosiéguense de una buena vez y acepten, como aceptaron los que no toleraban a Barack Obama y lo aguantaron durante 8 largos años.

Ah, una cosita, no me gustaba Trump, pero viendo quiénes son los que lo critican y enfrentan, y sus lamentables métodos, cada vez me gusta más.

Ahora, entren aquí a desbarrar en mi contra, que si odiosa, que si perra, que si puta, que si mala escritora, que si de todo. Me da igual, todo lo que venga de ustedes me resbala olímpicamente. Y recuerden, no estamos en Facebook, están ustedes en mi blog. Y aquí la que manda es menda.

Zoé Valdés.

Nota: Para colmo, andan muy alterados todos porque la Casa Blanca eliminó su página en español. Los primeros alterados son los españoles de España, pero bueno, si ustedes mismos están tratando de desmembrar España y de eliminar en su propio país el castellano, en favor del catalán, el vasco y no sé qué más, ¿cuál es el cuento y el tragiquismo? Además, ¿qué otro país tiene en su sede digital de gobierno el idioma español? ¿Lo tiene China, lo tiene la India, lo tiene Francia, lo tiene Italia, lo tiene Inglaterra, y así sucesivamente…? “Haypolfabol”.
************

Riots break out in Washington over Trump inauguration DisruptJ20


**********

Donald Trump y las manifestaciones en su contra a 24 horas de su toma de posesión como Presidente de los EE.UU.







Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Marcados para morir. Eloy A. González sobre la orgía de sangre después del triunfo de la Revolución el 1 de enero de 1959


Nota del Bloguista de Baracutey Cubano

Ya desde antes del triunfo de la Revolución se estaban fusilando personas en la Sierra Maestra con Fidel Castro al mando y en la Sierra Cristal con Raúl Castro como las figuras que ordenaban y/o alababan los fusilamientos llevado a cabo por sus fuerzas guerrilleras.

 TODAS LAS FOTOS SON DE FUSILAMIENTOS EN CUBA EJECUTADOS POR LAS FUERZAS DEL EJÉRCITO REBELDE   ANTES Y DESPUÉS DEL TRIUNFO DE  LA REVOLUCIÓN

 ******************

Marcados para morir

*********
CUBAENCUENTRO continúa con este relato la sección cuyo tema central es lo que se podría catalogar de “memorias de la revolución”
*********

Por Eloy A. González
Fort Worth
23/01/2017

Nadie muere en las vísperas, esta es una frase recurrente y la he encontrado en algunos textos; no deja de ser impresionante. Pero no es así que pienso adelantar esta nota. La muerte no es sorpresa cuando viene acompañada con los temores del cambio, envuelta en los harapos pestilentes de una Revolución rencorosa, con el hedor del desquite y marcada por la rabia acumulada. Eso he visto y nada hay de extrañeza en las pasiones que trae consigo la victoria nauseabunda de los homicidas y su afán de venganza que convierten en cadalsos improvisados y repentinos, cualquier escenario donde van a parar no pocos infortunados.

Recuperado de una noche de ensueño y placer en aquella contagiosa ciudad de la Isla, capital provincial. Escuche la anécdota contada casi con humor de aquellos días que sorprendieron a muchos en la recién estrenada Revolución que venía en lenta caravana desde la provincia oriental hasta la capital. Fue así que todos gritaban de entusiasmo mientras buscaban a los ex colaboradores de la ya depuesta dictadura para ajustar cuentas sin que mediase juicio o jueces algunos.

La turba creyó ver un sanguinario colaborador en un hombre de unos 30 años que caminaba por la calle cercana a la Terminal de Trenes y sin miramientos lo rodearon y comenzaron a gritarle: esbirro batistiano. La multitud crecía y aumentaban los gritos de: ¡Paredón, Paredón! Una partida de las tropas rebeldes que ya se habían posesionado de la plaza y trataban de poner orden, establecer su autoridad y fusilar cuando estimaran necesario, tomó en custodia al asustado transeúnte lo puso contra la pared y fue fusilado en el acto. La justicia revolucionaria siempre es muy expeditiva.

El hombre dejó esperando en su casa, la mujer e hijos en un barrio pobre de la capital provincial. Cerca del lugar donde fue fusilado quedó como testigo mudo su puesto de trabajo: un banco de limpiabotas de donde sacaba el sustento de su familia. El infeliz era un limpiabotas que nada tenía que ver con los acontecimientos que le habían llevado a ser fusilado.

He recordado esta historia casi perdida después de leer un texto aparecido en un diario miamense, reflejo de aquellos días hace 50 años, que hoy son conmemoración. Saciar los apetitos de los homicidas es difícil, así fue en aquellos días de pavor nacional, hasta los periodistas extranjeros se vieron arrastrados en su sed de información…, y de sangre. La información dice así:

Gianelloni era piloto y por eso Ted Scott, periodista de NBC News, le pidió ayuda para encontrar a Castro. El líder rebelde estaba en Oriente, camino a La Habana en una caravana. Gianelloni llevó en avión el equipo a Santa Clara en busca de Castro, que recorría la isla con dirección a La Habana. Después de aterrizar en Santa Clara tuvieron que viajar más de 160 kilómetros en un descapotable prestado tratando de encontrarlo. Acabaron llegando a un puesto militar donde la prensa internacional se había congregado para cubrir la ejecución de partidarios de Batista. Gianelloni recuerda que el legendario fotógrafo Robert Capa le puso en las manos una Leica y le dijo que tomara fotos. “Las paredes estaban manchadas de sangre y agujereadas a la altura de los hombros”, recuerda Gianelloni. Un sacerdote anunció que se iban a posponer las ejecuciones porque Fidel Castro estaba en camino. Todos los reporteros internacionales comenzaron a gritar: “¡Sáquenlos! ¡Fusílenlos!” ¡Querían tomar las fotos [de las ejecuciones]! (Frances Robles. El Nuevo Herald/The Miami Herald, Tuesday, December 30th, 2008).

En la Nicaragua de los 80, aquella tarde deshecha de agosto, apresuré mis pasos para encontrarme en la casa de El Pintor donde siempre hablábamos de Revolución y pintores primitivistas. En la sala sentado con su mirada perdida y su actitud de reserva: El Locutor; ese fue su trabajo por muchos años en una estación radial de la ciudad.

Fue El Locutor quien me contó cuando al salir victoriosa la Revolución sandinistas y habiendo abandonado el dictador Somoza el país, corrió apresurado buscando una noticia, y a un amigo encarcelado, en el Fuerte del Arsenal que desde hacía mucho tiempo era lugar de cárcel para los revolucionarios y lugar igualmente de torturas y muerte.

Cuando llegó, los militares del antiguo régimen estaban en el suelo sentado contra la pared y atados de pies y manos a la espera de una suerte nada prometedora. Entre gritos y consignas dichas con esa consagración de las gentes al alboroto de la victoria, uno de los revolucionarios recién liberados avanzó por el pasillo, sin cambiar palabras ni inmutarse ante la baladronada y regocijo colectivo. Fue donde estaba uno de los revolucionarios le pidió su rifle y se detuvo a unos metros de uno de los militares que estaban sentados en el suelo y atados. Miró con rabia a uno de ellos, apuntó a su cabeza y le disparó dos veces. Camino lentamente hasta el guerrillero le devolvió el arma y se fue caminando, sin apresurarse, por la calle más próxima sin detenerse.

Esto no era lo que quería contarnos El Locutor aquella tarde; lo anterior se hizo introducción obligada de lo que si le obsesionaba y que a pesar de los años no le abandonaba.

—Hoy no estaría aquí, nos dijo. ¿Quién podía imaginarse las intenciones de aquel hombre? No seguro que no estaría aquí para contarlo. Y comenzó a hablar sin detenerse:

—También fue por aquellos días de furor y de victoria sandinista. Y yo tenía que viajar en tren hasta León. De manera que fui temprano para la Estación de Trenes a la espera de la salida que sería en unos minutos. Pronto me percate de un hombre de unos cuarenta años con una llamativa camisa a cuadros que me observaba constantemente. No perdía ninguno de mis movimientos y me siguió cuando salí a la calle por unos minutos a apurar un cigarrillo que fumaba con complacencia. Eran días de temores y mi madre me había llamado con premura para que fuera a León. El tren avanzó el trayecto y mi sensación de incomodidad y temor se acrecentaba con la mirada de aquel hombre que me seguía y vigilaba hasta mis más mínimos gestos.

—Llegamos y me aventuré a lanzarme del tren tan pronto arribamos a León, el hombre hizo lo mismo, entonces noté que iba armado. Se acercó rápidamente agarrando su arma por encima de su camisa, sin esperarlo me lanzó la pregunta: “¿Es usted Artemio Sándigo? No, no lo soy este soy yo…”, y le alcancé una identificación del sindicato que siempre traía conmigo. “Se ha salvado de morir, me dijo. Busco al asesino de mi hermano y usted responde a todas las señas que tengo del asesino. Pero veo que no es usted, así que siga su camino”.

—Respiré aliviado, no podía creerlo. Viajé por más de dos horas con la persona que me asesinaría porque creía que debía hacerlo, que debía hacer justicia, la justicia que tal vez no llegó a tener su hermano.

—Pienso que las revoluciones ajustician en las vísperas. Hay muerte por doquier y no hay quejas; la parranda disipa las palabras.

[…] nada de ficción en esto. La primera anécdota la escuché una mañana, cuando desayunaba, en una vieja casona del centro de Camagüey, Cuba, en el año 1972. Las otras anécdotas las escuché en la casa de un conocido pintor nicaragüense en una tarde de agosto del 1987, en Granada, Nicaragua.

© cubaencuentro.com

**********



********

Todos por Cuba libre

Publicado por Estado de SATS el 23 de enero de 2017





Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

«The Ugliest American» (I). Alejandro González Acosta sobre las causas de la elección de Donald Trump y el descrédito de la izquierda liberal y las encuestadoras

«The Ugliest American» (I)

***********
Un artículo en tres partes. Las siguientes partes aparecerán en días consecutivos
***********

Por Alejandro González Acosta
Ciudad de México
23/01/2017
  
Al terminar la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos de América emergió como el gran vencedor de la contienda. De haber sido “el tercero en disputa” (recordemos que en un principio la conflagración fue un “asunto europeo”, donde las Potencias del Eje se confabularon para agredir primero a Inglaterra y Francia, y luego a la Unión Soviética, en la búsqueda de un “espacio vital” propugnado desde la Primera Guerra Mundial o Gran Guerra), pasó a ser el gran protagonista de la historia mundial.

La política americana de suministrar trigo y otros alimentos a la naciente Rusia comunista, fue un gesto trascendente pero hoy olvidado. Así ocurrió también con la Ley de Préstamo y Arriendo que hizo aprobar en 1941 el presidente Roosevelt para apoyar el esfuerzo de guerra. Luego, el Plan Marshall (1948-1952) apoyó decisivamente la reconstrucción de Europa; de hecho, este European Recovery Program fue uno de los primeros intentos por lograr una comunidad económica en el Viejo Continente, ablandando las fronteras nacionales, que después dio origen a la Unión Europea actual. Los rusos, por su parte, que se negaron a aceptar el Plan Marshall por la adopción de medidas de liberalización que implicaba, para contrarrestar la creciente influencia norteamericana, crearon el llamado Plan Molotov que luego originó el COMECOM. Ya en los 60, bajo el gobierno de Kennedy, la Alianza para el Progreso que en América Latina quiso borrar la vieja política del Big Steak del primer Roosevelt, y reforzar la del Buen vecino del segundo, dieron paso después a los tratados regionales, como el NAFTA (hoy en precaria condición de incertidumbre), como respuesta económica y comercial a la demolición del Muro de Berlín.

La Alianza para el Progreso fue la respuesta estratégica norteamericana a la revolución cubana y paradójicamente, tuvo que aceptar lo planteado por el mismo Fulgencio Batista en su importante —y olvidado— discurso en la Conferencia de Presidentes Americanos de Panamá en 1956, donde llamó la atención de los sordos y cegatos EEUU de lo que estaba gestándose en América Latina.

Estados Unidos entró —o lo entraron— en el conflicto bélico, aunque la opinión pública norteamericana estaba muy distante de aprobar esa inclusión. Pero al terminar la guerra con la derrota de la Alemania nazi, la Italia fascista y finalmente el Japón imperial, Estados Unidos dominó la escena global como “El Gran Vigilante” del planeta, aunque competido por el activo y creciente imperio soviético: dos guerras anteriores lo habían no sólo persuadido sino indicado la conveniencia de actuar como tal, papel que después fue llamado peyorativamente “El Policía del Mundo”, pero cuando lo asumen es con general aplauso y aprobación, ante la amenaza del comunismo estalinista. La profecía de Woodrow Wilson en la Conferencia de Paz de París (1919) se había cumplido, y primero la Liga de las Naciones y después la Organización de las Naciones Unidas (concebida en torno a un principio de calidad del voto: aunque en principio iguales, algunos resultaron más iguales que los otros, como los del Consejo de Seguridad, el club más exclusivo de la historia humana), fueron creadas con el propósito primordial de impedir que se produjera otro conflicto mundial, aunque tropezaron con el creciente poderío ruso que plantó cara con su propia geopolítica, originando la llamada Guerra Fría, que fue, más que una confrontación bélica (aunque hubo algunas guerras) sobre todo un enfrentamiento ideológico y propagandístico: fue además la época de oro de los aparatos de inteligencia y espionaje.

Desde entonces prevaleció la pragmática geopolítica de las llamadas “guerra de baja intensidad”, que además servían para mantener activo el Complejo Militar Industrial (así definido por el propio Eisenhower), y su contrapartida en el bloque soviético, y un acomodamiento y balance perpetuo del planeta, cuyo antecedente y referente global más distante sería el Congreso de Viena (1814-1815), después de la gran prueba continental que supuso la aventura imperial de Napoleón I.

La Unión Soviética se convirtió en 1949 (22 de agosto) en el más temible de sus competidores, siguiendo sus huellas hasta en la producción de un arma atómica, que le permitió parangonarse con las que Estados Unidos había lanzado en 1945 contra dos ciudades del Japón, reticente todavía a rendirse, y así apresurar el ya muy dilatado final inevitable de la Segunda Guerra Mundial en el Pacífico, que los kamikazes samuráis de Hirohito se negaban tozudamente a aceptar, después de haberla iniciado con el inicuo ataque traicionero contra Pearl Harbor, “una fecha que vivirá en la historia de la infamia”, y que, como advirtió el sabio almirante nipón Isoruko Yamamoto, “despertó al león”… Y es que ese león, desde los cargadores de té de Boston para acá, aunque suele dormitar, también se despereza si lo molestan.

Pero también a partir de ese momento se produjo una reacción de honda visceralidad y se fortaleció el “antiyanquismo” (que ciertamente provenía desde mucho antes) en su forma más desarrollada y activa: hablar mal, criticar, y hasta burlarse de EEUU, se volvió parte de una moda acrítica, numerosas veces impulsada por algunos norteamericanos. Unos por envidia y otros por temor, muchos se incorporaron a esta corriente, incluidos algunos de los más señalados beneficiarios del “injerencismo yanqui”, como el propio De Gaulle en Francia, o los líderes del después llamado Tercer Mundo, y que se agruparon finalmente en el muy desajustado y residuario Movimiento de los Países No Alineados (1955 y 1961). La Guerra de Corea (1950-1953) y luego la de Vietnam (1955-1975), fueron secuelas de la conflagración mundial anterior, y en ambas entró Estados Unidos asumiendo un papel hegemónico, aunque con motivaciones diferentes: la primera fue una consecuencia de la toma del poder en China por los comunistas de Mao, y la segunda resultó una inesperada herencia de los volubles franceses, que pretendían sostener sus colonias en Indochina. Nadie ha explicado mejor ese sentimiento antiyanqui que Carlos Rangel, en su imprescindible y temprano Del buen salvaje al buen revolucionario (1976).

En medio de ese ambiente de Guerra Fría, Guerra Tibia y Guerra Caliente, que de todo hubo, sucede el llamado “Triunfo de la Revolución Cubana” el 1 de enero de 1959. Y su entonces líder principal (luego único, cuando fueron desapareciendo los demás, por diversas causas), se inclinó hacia la única ideología que entonces le garantizaba su anhelo máximo de poder perpetuo, alentado desde su tierna niñez: como ya no había fascismo y era mal visto (aunque conocía bien los textos de algunos de sus ideólogos, como Hitler, Mussolini, Malaparte y Primo de Rivera), entonces fue el comunismo la línea a seguir: sorpresivamente para muchos, se declaró “marxista-leninista desde siempre y hasta el fin de sus días”, pero ya con la riendas del poder firmemente aseguradas en sus manos. Tiró las medallas religiosas, los collares de santería y los escapularios con los que se adornaba al bajar de la Sierra Maestra: su madre Lina Ruz González (1903-1963) murió del disgusto, apenas a los 60 años. El mismo día de su fallecimiento (6 de agosto), el todopoderoso hijo expropió la finca donde vivía, “para su Revolución”.

Una de sus más cercanas colaboradoras en esta época, tan próxima como la incondicional Celia Sánchez y quizá más en esa etapa, fue la luchadora de antigua solera (viuda de Pablo de la Torriente Brau) Teté Casuso (Teresa Casuso Morín; Madruga, 1912 – Miami 1994), una gran borrada de la historia oficial revolucionaria, quien percibió de inmediato no sólo el mal sino el origen, y precisó el diagnóstico: incurable. Fidel Castro era un dictador nato, total, convencido, monolítico. Y digna y valientemente se separó de él, renunciando como Embajadora de Cuba ante la ONU el 13 de octubre de 1960 (mucho antes que él se quitara la careta democrática), dejando su estremecedor testimonio Castro and Cuba (Nueva York, Random House, 1961; Barcelona, Plaza y Janés, 1963), donde declaraba que para aquel lo primero era el poder, bajo cualquier signo, porque era un ser carente de ideología, que se mimetizaba convenencieramente como un corpulento Zelig tropical. Así lo vio poco después el propio Woody Allen en Bananas y su esperpéntica representación del barbudo dictador caribeño. Esto se lo guardaron rencorosamente al judío niuyorkino: en Cuba no se exhibieron durante muchos años los filmes de Allen, sólo hasta fecha muy cercana.

Pero el pueblo y sus persuasores —los artistas, y muy especialmente los músicos en una nación eminentemente rítmica como la cubana— apoyaron decisivamente para que el encantamiento fuera no sólo absoluto y triunfante sino, además, bailable: cuando el jovial encuentro en New York del premier soviético y el líder cubano disparó las alarmas, los cumbancheros cubiches asumieron jubilosamente una pegajosa guarachita creada por un colombiano[1]: “Dicen los americanos, que Fidel es comunista (se repite), y eso qué tiene que ver, si Nikita es fidelista: Cuba sí, Cuba sí, Cuba sí y yankees no”. Esa tonadita inicial después devino himno triunfante y retador. Poco después, se sumó al coro el criollísimo Carlos Puebla con “Llegó el Comandante y mandó a parar”… Lo que no precisó es que lo que detenía era el país completo, sumiéndolo en la inopia hasta hoy. Y, sotto voce y de profundis, al fondo Nicolás Guillén declamaba con su voz potente “Tengo, vamos a ver…”, poema que sin dudas debe estar prohibidísimo en la Cuba actual. Como ha percibido agudamente Néstor Díaz de Villegas, la famosa “revolución” no ha sido otra cosa que un gigantesco performance, más que tropical, tropicanesco.[2]

Y, en efecto, aquella fue la guaracha profética: luego, en la primera coyuntura propicia, como había advertido Casuso tempranamente, el Golem se quitó el antifaz y se declaró —y, de paso, sin molestarse por el nimio detalle de una consulta plebiscitaria, nos declaró a todos (nacidos y por nacer) de igual condición a la suya per seculam seculorum y, además, irreversible— comunista hasta la muerte. Y así estamos todavía, sufriendo aún aquella pegajosa y cumbanchera guarachita.

El americano feo

Precisamente en esos años, dos periodistas norteamericanos con experiencia diplomática y militar, publicaron un libro que se convirtió rápidamente en un éxito de ventas; tanto, que hasta el propio John F. Kennedy lo obsequió a los miembros del Congreso, para reorientar la política exterior estadunidense: The Ugly American (New York, Norton, 1958), de Eugene Burdick y William Lederer. Era una novela política formada por distintas viñetas alusivas, y que se desarrollaba en una misión norteamericana en un país llamado “Sarkhan”, que lo mismo podía ser Viet Nam que cualquier otro de Indochina donde estaba presente Estados Unidos. Quizá esta obra fue una respuesta a otro libro publicado poco antes por un famoso escritor inglés, Graham Greene: The Quiet American (1955), insoportablemente británico, católico y snob, quien disfrutaba con intenso placer burlarse de todo lo norteamericano. Dos años después de El americano feo, el sociólogo C. Wright Mills publicaría su intenso ¡Escucha, yanqui! (Listen, yankee!, 1960), que sería otra alerta hacia el sur del continente americano, pero mucho más terminante.

Burdick y Lederer mostraban la ineficacia de los esfuerzos norteamericanos por mejorar su imagen y difundir lo positivo de su presencia internacional pues, a pesar de todos sus buenos deseos, tropezaban repetidamente con una torpeza casi congénita. En The Ugly American, los autores exponen que para los norteamericanos no bastaba ser buenos: debían demostrarlo convincentemente. Esa novela era una inteligente llamada de atención hacia la errónea política exterior norteamericana, y fue muy vendido, pero al parecer poco seguido. Estados Unidos continuó siendo, a escala planetaria, el villano predilecto. Y no ha cambiado mucho de entonces para acá.

Pero ese odio visceral, ese ataque constante, ese recelo permanente contra todo lo norteamericano, logró con el tiempo, el tino de sus propulsores y la hábil persistencia, persuadir hasta una parte importante del propio Estados Unidos y quebrar la imagen edulcorada que de ellos mismos tenían los estadounidenses. Para colmo, cuando en el hemisferio occidental muchos estaban desayunando el 11 de septiembre de 2001, un par de aviones se estrelló contra dos torres emblemáticas en Nueva York, causando más muertos que en Pearl Harbor, y además por primera vez en su propio territorio continental. Se había cumplido por fin la inocente profecía de Enrique Jardiel Poncela.[3] Y la respuesta asombrada fue preguntarse: “¿Por qué nos odian tanto?”.

En realidad, debieron quizá cuestionarse también “¿por qué nos odiamos tanto?”, pues desde mucho antes en los propios medios estadunidenses, en las universidades estadunidenses, y con profesores, ideólogos, periodistas y opinadores estadunidenses, estaban llamando desesperadamente a que los odiaran: el odio, como el amor, comienza por casa, decían. Y salían alegremente irresponsables los Noam Chomsky y otros odiadores profesionales en una sucesión ininterrumpida, que llega hoy hasta un grotesco Michael Moore, un patético Sean Penn, y un contradictorio y permanentemente alucinado Oliver Stone (¿será stunt?), pidiendo “por favor, golpéennos, hágannos sufrir”.

Entonces, cuando vieron desplomarse las Twin Towers los norteamericanos quisieron que los amaran de nuevo, como en aquellos fugaces días de finales de la Segunda Guerra Mundial, y decidieron elegir a un impensable político pero simpático, risueño y hasta bailador mulato, que por ser ajeno hasta había nacido (así dicen) en una porción insular del país, en la reciente colonia incorporada de Hawái. Tanto pidieron esos que el mundo los amara, que se olvidaron de quererse ellos, el principal mandato cristiano: ama a los demás como a ti mismo.

Funcionó entonces un complejo culposo, una cierta conciencia negra aliviada por el tono crepuscular de la piel de su nuevo mandatario. Pero esa culpabilidad asumida fue el resultado de un largo proceso de sutil persuasión, manipulación y adoctrinamiento, en lo que colaboró de forma estrecha y decisiva todo lo que involucra el mundo de Hollywood, esa “máquina de hacer sueños” manejada por tantos diligentes y capaces operarios.

Pero tampoco les funcionó. Y por querer agradar a los demás, esa parte de América decidida a que la amaran a cualquier precio se olvidó de la otra, la del reservado, laborioso, productivo y melancólico americano feo, que es quien suele poner los soldados en todas sus guerras, y no el elegante graduado de Harvard, Yale o Princeton, a quien preparan para que opine de todo, y que generalmente queda en la retaguardia, como flamante “capitán araña”.

El americano más feo

Y finalmente, después de un largo sopor y aunque pensaron que ya no existía, ahí seguía ese americano feo (the ugly american), cuando levantó su cabeza de nuevo, como lo hizo en Normandía, en Guadalcanal, en Bunker Hill, Charleston, Saratoga, Yorktown y en la Loma de San Juan: aquí estoy, dijo con fuerte, alta y clara voz. Y “logró lo que imposible parecía”: colocar en el primer puesto de mando al americano más feo de todos, the ugliest american, pero que les habló claro, y directo al rostro para decirles rudamente y sin asomo de tacto o delicadeza: “Estamos mal y si seguimos así estaremos peor. Y si a pesar de todo lo que hacemos no nos quieren, entonces que nos teman”.

(Mapa de los EE.UU. con los resultados de la elección POR  CONDADOS; color rojo ganó Trump; color azul ganó Hillary. Fotos y comentarios añadidos por el bloguista de Baracutey Cubano)


A los incautos y exaltados hay que advertir que Trump no es la enfermedad: es el síntoma. La causa de su ascenso es mucho más profunda, y se encuentra en las hasta entonces calladas, sufridas y pacientes multitudes (rurales y fabriles), que hartas de no ser tomadas en cuenta, salieron masivamente a votar como no lo hacían desde hace más de 40 años, contradiciendo todos los pronósticos, descalificando todas las encuestas, ridiculizando a los más preclaros especialistas. Como nadie contaba con esto, tomaron a todos por sorpresa, en primer lugar, a los partidos políticos —los dos—, a las encuestadoras y los medios de comunicación. La voz de la América profunda habló y de qué manera. Y se entendió entonces que como dijeron resignada y melancólicamente hace años dos españoles, “el futuro ya no es lo que era”.[4] En realidad, cada día lo es menos. Quizá esta sorpresa marque no un suceso aislado sino el síntoma de algo mucho más profundo, el principio del fin de “lo políticamente correcto”, el cual, aunque así lo criticaba, pretendió imponerse como “pensamiento único”. Podrá gustarnos o no, convenirnos o no, la elección realizada por los norteamericanos de acuerdo con su peculiar, establecido, antiguo y aceptado sistema de votación, pero es un hecho que hay que aceptar no sólo por irreversible —a pesar de los pataleos de malos perdedores sorprendidos en su falsa confianza del triunfo fácil— sino porque (como mismo pedimos que ellos hagan con nosotros) se debe respetar la voluntad de aquellos que les corresponde decidir: el pueblo americano habló. People spoked.

El Tea Party (2009) y todavía antes Ross Perot (1992 y 1996), aunque ya casi nadie los menciona, y menos aún los frustrados opinadores y todavía menos las desacreditadas encuestadoras, fueron tempranos avisos de lo que venía, de aquello que estaba germinando en un creciente sector de la sociedad norteamericana. Todo esto que vemos hoy viene de muy atrás. Los risueños liberales no vieron o no quisieron ver lo que se acercaba, y siguieron forzando la partida, gobernando en el período más reciente de Obama, al mejor estilo de las republiquitas bananeras subdesarrolladas, por decretazos. Trump, por el contrario, cambió la corrección por la sinceridad y en el fondo de su discurso el mensaje es tan claro como el de William Wallace, el héroe escocés interpretado por Mel Gibson, cuando lo suplician: Freedom. Libertad, decir “mi” verdad, aunque sea incorrecta y hasta esté equivocado. Porque, además, los conceptos de bueno y malo son muy relativos y cambiantes: muchas veces lo que ayer era pernicioso hoy es benéfico. Y le funcionó. Logró la empatía con esa mayoría silenciosa y olvidada. Ahora sólo queda esperar —y reaccionar respetuosa, sensata e inteligentemente— a ver qué saldrá de todo esto. Hoy 20 de enero se rompió el corojo: así que ya lo sabremos, malgré tout. Desde que a las 12 del día y 15 segundos (Hora del Este), cuando terminó su juramento, Donald John Trump es el Presidente 45 de Estados Unidos de América.

[1] Alejandro Gómez Roa (1935-2014).
[2] Néstor Díaz de Villegas, Cubano, demasiado cubano. Bokeh, 2015.
[3] En 1935, al llegar por primera vez a Estados Unidos para ser guionista en Hollywood, el célebre —hoy casi olvidado— autor humorístico español, dijo que esa ciudad “parece que siempre está esperando un ataque aéreo”, por sus incesantes reflectores.
[4] Felipe González y José Luis Cebrián, El futuro no es lo que era. Madrid, Aguilar, 2002.

© cubaencuentro.com
*********
Tomado de http://nuevoaccion.com

LAS 10 FRASES MÁS IMPORTANTES DEL DISCURSO DE ASUNCIÓN DE DONALD TRUMP  

(según  el sitio Nuevo Acción) .

Enero 23 de 2017

Nota de la dirección de Nuevo Acción: Como hemos dicho siempre, no somos incondicionales de nadie y por lo tanto en lo que toca a la presidencia de Donald Trump lo criticaremos cuando tome decisiones con las  que, de acuerdo a nuestra conciencia y a nuestra concepciones políticas no comulguemos; pero le aplaudiremos y defenderemos cuando consideremos que está actuando correctamente en favor de la nación y el bien común; y con su discurso inaugural coincidimos 100 %. Es una pieza de anti  globalismo americanista, de puro e inteligente nacionalismo, nada derechista, que de ser convertido en política de Estado traerá días de grandeza y recuperación a los EE.UU.

Donald Trump pronunció el primer discurso de su administración y no eludió los polémicos temas que lo condujeron, durante su campaña, a lo más alto de la vida política de los Estados Unidos. Luego de jurar como mandatario, se dirigió a la multitud y al resto del país. Entre los temas que trató, estuvieron la generación de empleo, la política internacional, el terrorismo islámico y la inmigración.

1 – “El 20 de enero de 2017 se recordará como el día en que el pueblo volvió a gobernar esta nación”.

2 – “Estamos transfiriendo el poder de Washington DC y se lo estamos devolviendo a ustedes, el pueblo”.

3 – “Hemos hecho ricos a otros países mientras la fuerza y la confianza de nuestro país ha decaído. Ese es el pasado. Ahora miraremos solamente hacia el futuro”.

4 – “De hoy en adelante será solamente Estados Unidos, primero. Toda decisión será para beneficiar a los trabajadores y familias de Estados Unidos”.

5 – “El crimen, las pandillas, las drogas… la carnicería en Estados Unidos termina aquí y ahora”.

6 – “Recuperaremos nuestros trabajos, nuestras fronteras, nuestra salud y nuestros sueños”.

7 – “Reforzaremos nuestras alianzas contra el terrorismo radical islámico, que erradicaremos de la faz de Tierra”.

8 – “No importa si somos blancos, negros o morenos; todos tenemos sangre roja de patriotismo”.

9 – “Estamos protegidos por nuestras Fuerzas Armadas, por nuestras fuerzas policiales y por Dios”.

10 – “Seguiremos dos simples reglas: comprar estadounidense y contratar a estadounidenses”.

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Esteban Fernández: El odio de mis enemigos

El odio de mis enemigos

Por Esteban Fernández
23 de enero de 2017

Claro que los Emails, los mensajes, y el apoyo de mis amigos a mis escritos y modo de actuar en la vida me encantan. Sin embargo, mi mayor orgullo es el odio que he logrado mantener de parte de los enemigos y esbirros. Nunca es para mi más cierta la frase de “Los perro ladran, Sancho, señal de que cabalgamos” que con respecto a mi actuación durante estos 57 años.

Desde luego que disfruto cuando un compatriota se me acerca y me dice “¿Tú eres Estebita el que escribe en el periódico? Ven que quiero darte un abrazo”. Pero eso no es comparable a la alegría que me causó cuando una muchacha desconocida en la Cofradía de la Caridad de Cobre me dijo: “¿Usted es Esteban Fernández? No vaya nunca de visita a Cuba porque lo fusilan en el mismo Aeropuerto José Martí”.

El odio contra mí y contra mis expresiones existe. Pero no creo que sea algo nacional, ni que Raúl Castro está pendiente de mis actividades, sino que se concentra en mi pueblo. En Cuba quizás no me conozcan pero en Güines sí.

Mantenerse siendo amigo mío desde mi terruño es casi un delito. Como me dice Jesús Ysidro Hernández Torres: “Seguir siendo íntimo amigo tuyo me trajo muy malas consecuencias”. Pero Jesús se mantuvo siempre firme sin romper nuestra amistad ni aceptar el echarme con el rayo.

Mi anticastrismo comenzó allí y los viejos esbirros me recuerdan perfectamente bien. Y también saben que mientras muchos antiguos anticastristas llegaron aquí y le viraron las espaldas a la contrarrevolución yo seguí defendiendo mis ideales. Para mis amigos eso es un galardón para los enemigos representa una afrenta.

Mis gestiones contra la tiranía siempre han sido limitadas. Nada del otro mundo de las cuales yo quisiera presumir, pero allá en Güines han sido EXAGERADAS y se han inventado 20 historietas.

Jesús me dice: “En el parque de Güines tú siempre eres tema de conversación y de broncas” Mis padres también cooperaron extraordinariamente a envolverme en un misterio por estar averiguando constantemente y preocupados por mí. Y los Comités tomaban notas.

La cosa comienza cuando yo estoy en los campamentos con Vicente Méndez y un amigo llamado Pepito García me manda el mensaje desde New York de que “Tus padres andan desesperados sin conocer tu paradero”…

Le explico la situación al Capitán Méndez y este me dice: “Bueno, vete al viejo San Juan y envíales un telegrama y diles que estás bien trabajando en Puerto Rico” y así lo hice.

Pero… increíblemente dos amigos míos tienen la misma idea para tranquilizar a mis padres y Luis Beato Oteiza les envía a mis padres un cable diciéndoles que “Estoy bien en Los Ángeles” y “Ningo” Ceberio les dice algo parecido desde New York.

El G2 -después de recibir el chivatazo de las Oficinas de Telegrafos- llegó a mi casa y se llevó los tres telegramas. Y ahí se inician un montón de conjeturas, bolas y exageraciones. El entierro de mi padre coincidió con la visita al pueblo del Comandante Güinero del Granma Arsenio García Dávila (en la foto), y la gente dijo que estaba allí esperándome por si se me ocurría asistir al sepelio. En ese momento Arsenio andaba muy orondo por haber sido él que se llevó preso a Huber Matos.

Varias veces los milicianos se desplegaron hacia la Playa del Rosario por rumores de que yo estaba allí. A mi pobre hermano, viejo, enfermo y sin meterse en nada lo llevan recio por mi culpa.

Tengo cuatro amigos allá que al igual que Jesús siempre se han mantenido fieles a nuestra amistad y hasta son capaces de decirles a los viejos chivatos: “El día en que esto se caiga Estebita se va a ocupar de ponerlos en cintura a ustedes” Esas palabras no les asienta bien a los apapipios. Todo eso fue acrecentando los rumores.

Y la mayoría de mis escritos son ignorados por los H.P. pero he dicho algunas cosas como que “Me encantaría ir a Cuba a orinarme en la tumba de Lina Ruz” que han logrado exacerbar el desdén fidelista contra mi persona.

Y le respondí a aquella joven en la Cofradía que nunca supe si me daba un consejo o me lanzaba una amenaza: “Oh, muchas gracias, no se preocupe, que por ahora no está en mis planes bajar por la Loma de Candela ni darme una vuelta en el parque de Güines”…

Así es que si ustedes me preguntan ¿Cuál es tu mayor éxito en la vida? Les respondo: Mantener intacto el odio de mis enemigos.



Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Movimiento Cristiano de Liberación (MCL) expone a congresistas EE.UU iniciativa UN CUBANO UN VOTO y pide solidaridad con Cardet MCL -

Tomado de http://www.oswaldopaya.org/

MCL expone a congresistas EE.UU iniciativa UN CUBANO UN VOTO y pide solidaridad con Cardet MCL - 23 de enero de 2017


Hoy varios líderes del Movimiento Cristiano Liberación  Regis Iglesias, Jesús Mustafá y José Miguel Martínez se reunieron con los congresistas Ileana Ros-Lehtinen  y Mario Días Balart

En el transcurso del cordial encuentro  el MCL les  pidió apoyo para exigir la liberación incondicional del Coordinador  Nacional del MCL Eduardo Cardet. Además  le han presentaron la propuesta “Un Cubano Un voto” y teniendo en cuenta su experiencia como legisladores  le expusieron el contenido y propósito de dicha iniciativa , así como  la campaña de su  entrega en mano a diputados   de la A.N.  del Poder Popular que realiza el MCL

Los congresistas demandarán la libertad de Cardet y coincidieron con los líderes del MCL  en que “primero son los derechos”  y sobre  todo el derecho a elegir y ser elegidos de todos los cubanos de dentro y fuera de la isla en un ambiente de garantía y respeto a las libertades.

tweet de los congresistas  sobre el encuentro:
Ileana Ros-Lehtinen ‏@RosLehtinen 3 hHace 3 horas

Converse con @MarioDB y @maverick18mcl sobre como podemos cultivar una ley electoral que garantice los derechos #Cubanos
Ileana Ros-Lehtinen ‏@RosLehtinen 3 hhace 3 horas

Enjoyed meeting @maverick18mcl w/ @MarioDB + learning abt initiatives that seek free elections in #Cuba

Mario Diaz-BalartCuenta verificada‏@MarioDB

an honor to meet w/Cuban freedom fighters: former political prisoners + Christian Liberation Movement ldrs #grupo75 #mcl @oswaldopaya
1 respuesta6 retweets5 Me gusta
****

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Rafael Azcuy González: Toma de posesión de Donald J. Trump

Toma de posesión

Por Rafael Azcuy González.
23 de enero de 2017

¡Si los cubanos de la Isla pudieran ver en vivo lo que es una toma de posesión presidencial en los Estados Unidos! Qué  ejemplo de democracia, de respeto a los que han servido, de acatamiento cívico a la ley…

   Yo no  alcance a ver ninguna transición presidencial en mi país. Ahora es que tuve el privilegio de verla en esta Gran Nación y resulta conmovedor este magno acontecimiento, donde todo está previsto, donde no hay bache alguno y todo resulta brillante y espectacular.

   Hasta la  nota discordante que siempre dan los irrespetuosos en cualquier parte __los que no pudieron salirse con la suya, a pesar de saber que perdieron claramente en las elecciones__ armando la pataleta infantil, nos da una muestra evidente de que la libertad es derecho de todos en este bendecido país y hasta algunos se aprovechan de la ocasión para dar cauce a  sus instintos vandálicos.

   ¡Qué ejemplo de respeto ver sentados en el acto a los ex-presidentes con sus esposas en un  país que nunca ha tenido una dictadura, mal congénito de nuestros pueblos americanos!

   Quiera Dios concedernos el privilegio de ver algún día en nuestra Cuba martirizada una toma de posesión presidencial, luego de haber alcanzado la añorada libertad y de terminar un periodo presidencial, para ver allí sentados  al  expresidente y su pareja con respeto y dignidad, luego del deber cumplido en su compromiso  adquirido con el pueblo de forma democrática en las urnas.

   ¡Qué afabilidad entre un presidente saliente y el recién estrenado, cortesía y respeto mutuos a pesar de haber sido fuertes rivales políticos con profundas discrepancias! Casi 60 años de dictadura policíaca gansteril y criminal es demasiado tiempo para que en Cuba pudiera sobrevivir algún exmandatario. Grau,  quien por cierto nunca abandonó su patria, falleció en su residencia de La Habana en 1969. El último presidente constitucional elegido por el pueblo antes de los fraudes electorales  auspiciados por Batista y quien más perduró  fue Carlos Prío que se suicidó en Miami Beach en 1977. Los dictadores Machado y Batista murieron lejos de su país, el primero en 1939 en Miami y el segundo en 1973 en  España

Aprendamos a gobernarnos de una vez por todas, ya sufrimos demasiado con relecciones presidenciales  fraudulentas, prórrogas de poderes, golpes de estado, asaltos a cuarteles, guerras civiles y dictaduras de toda laya.  

   ¡Ojalá esta escuela terrible de la dictadura que tantos cubanos hemos tenido que pasar nos convierta a todos en verdaderos demócratas  de  cuerpo y alma, respetuosos y exigentes con la ley, en celosos guardianes de la libertad!

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Ramón Colás: Donald Trump, las barricadas y el populismo

Tomado de https://www.facebook.com


Trump, las barricadas y el populismo.

Por Ramon H. Colas
22 de enero de 2017

Donald Trump llega a la presidencia de Estados Unidos atrapado por unas manifestaciones globales, por el pesimismo de los que auguran su fracaso, con una nación ideológicamente dividida y, sabiendo a conciencia, que no la tiene fácil porque, expeditamente, y por primera vez en la historia, un presidente americano parece ser el mandatario del mundo. No es un tremendismo impensado, ni un examen hecho de prisa y, mucho menos, un cálculo auspiciado por la improvisación.

Las manifestaciones en Sídney, Berlín, Londres Washington y otras grandes ciudades de la tierra demuestran que los ciudadanos de todas latitudes asumen a Estados Unidos como un gran país que gravita, quiéranlos o no, sobre ellos. Sus fronteras parecen tener inicio, también comienzo, en las propias orillas del continente americano. La globalización, que acerca más a los pueblos, pasa por las ideologías también, gracias al desarrollo tecnológico y a las nuevas inventivas del hombre. Sin embargo, esta oleada mundial anti Trump, consigue polarizar el caldeado ambiente filosófico, posicionando a la izquierda radical en abanderada de un liderazgo alternativo al orden democrático tradicional. Tal posibilidad parece remota de alcanzar si sus métodos pasan por la violencia demostrada en estos días en las calles y por exteriorizar a la hoz, al martillo y a Che Guevara como símbolo de sus aspiraciones.

Este escenario es difícil para el presidente Trump, que antes de gobernar ha comenzado a ser observado por un lente escrutador que no da margen al mínimo error. Tal vez, porque en política nada está escrito, esos eventos compelan a una buena administración si, tal como se muestran en las imágenes de inconformidad, el mundo también quiere una América mejor.

Parece que estas manifestaciones mundiales tratan de advertirle a Trump que una coriza en Washington, por el efecto en cadena que produce lo bueno o malo en Estados Unidos, es un grave catarro para esos países y sus pueblos. El pronóstico calamitoso que auguran a la nueva administración no es cierto cuando todavía no se ha iniciado el largo recorrido de cuatro años (pueden ser ocho) de la era Trump.

Las mayores dificultades, que indudablemente encontrará el presidente desde el primer día en la Casa Blanca, pasan por la acritud de sus adversarios en el partido demócrata y de una prensa que se alista para intentar lincharlo políticamente a toda costa. Si los medios son, como realmente es, el cuarto poder se dejará sentir como nunca antes para bombardear los flancos débiles del mandatario y activar en su contra las críticas de la ciudadanía.

Los intelectuales gramscistas, los progres enfurecidos, los inconformes de todos lados (herederos del guevarismo como alternativa) y la resistencia militante del radicalismo de izquierda, se han adelantado al presidente Trump construyendo el primer muro. Es una muralla ideológica, por demás infranqueable, y resistente al reconocimiento de su derrota y está dispuesta a mover los hilos de la intriga, la subversión, el fatalismo y la desconfianza para entorpecer cualquier cosa que venga de la Casa Blanca.

Realmente, es complejo el escenario que le espera a Trump. Por una parte, le favorece saber por dónde lanzan piedras sus enemigos pero, existirá un andurrial partidista y mediático muy obscuro asechando para golpear e intentar despojarlo de su autoridad nacional.

La polémica sobre el populismo, atribuido a Donald Trump, cuando dijo: la ceremonia de hoy tiene un significado muy especial, porque hoy no solo transferimos el poder de un gobierno a otro o de un partido a otro, sino que transferimos el poder de Washington DC y lo devolvemos a ustedes, al pueblo, tiene en sus críticos, un grave error conceptual y de ilustración política acerca de las verdaderas sociedades democráticas. La democracia, como forma de organización social, política y económica, tributa la titularidad del poder a los ciudadanos, donde las grandes decisiones colectivas se adoptan por el pueblo a través de mecanismos de participación que dan poderes a sus representantes en las instituciones políticas del estado. Eso son los pilares fundacionales del sistema democrático y solo pierde su transversalidad cuando ocurre a la inversa. Entonces, esas definiciones y las propias palabras del presidente, contradicen las interpretaciones de los críticos, cuando tildan de populista a quien intenta darle la alineación correcta que necesita el modelo democrático.

Los populismos (desde Mussolini y Hitler hasta llegar a Castro y Chavez) conceptualizaban la verdadera democracia como el poder del pueblo en la sociedad. Sin embargo, luego negaban el derecho de participación libre a los ciudadanos en sus respectivos países. Esa aberrante definición, además, de falsa e improbable, si se acomoda al discurso populista del extremismo descarriado que algunos tratan, sin obvias razones, de aparentar con el discurso del presidente Trump en su juramentación.

No me asiste, al expresar libremente mis opiniones, una afiliación militante e inmovilidad de credo, con incondicionalidad incluida, hacia la nueva administración, como algunos aseguran. No, se trata de un axioma perdurable y simple que asegura: lo mejor para juzgar las acciones de una persona es el tiempo y sus obras. Si mañana, desde la Casa Blanca, se formula el error, ahí estaré para asumirlo en el papel con dureza y críticas. Ruego a Dios, por mi propio bien y el de los demás, que no sea así
************
Nota del Bloguista de Baracutey Cubano

No son pocas las personas que protestan contra  Donald Trump  sin saber que son manipuladas por la desinformación y la ignorancia .

Gran parte de esa desinformación e ignorancia es culpa de la mayoría de  los grandes medios de comunicación;  no obstante, en la era de Internet (sin olvidar que en ella hay información y desinformación)  lo que decide a favor de esa ignoracia o desinformación  es la comodidad o la pereza del individuo para oir y aceptar pasivamente la información que le llega por la mayoría de los medios masivos de comunicación tradicionales.
 **************************

**********


¿ Es Donald Trump, casado con una inmigrante, un individuo  racista,  homófobo y antiimigrante? ¿ Por qué la inmensa mayoría de los medios no publican la información que sigue?



Donald Trump habla sobre los asuntos GAY en el año 2000. No olvidar que en el año 2007 durante la campaña por la nominación demócrata Hillary estaba en contra del matrimonio gay. En youtube  y otros sitios se encuentra ese  punto de vista de Hillary.


**********

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

: Carlos Alberto Montaner: Donald Trump en la Casa Blanca

 Nota del Bloguista de Baracutey Cubano

CAM sangrando por la herida; es una pena !

 ***********************
Tomado de http://www.elblogdemontaner.com

Donald Trump en la Casa Blanca

Por Carlos Alberto Montaner
21 de enero de 2017

Donald Trump llegó a la Casa Blanca como la primavera, aunque en pleno invierno, y tampoco se sabe cómo ha sido. En el siglo XX, y en lo que va del XXI, ningún jefe de estado norteamericano ha tomado posesión con menos apoyo popular. Sólo un 40% de los encuestados dice estar satisfecho. Los tres últimos –Clinton, Bush y Obama– excedían el 60.

Tal vez por eso pululan las manifestaciones en su contra. Más de 60 congresistas, todos demócratas, no asistieron a la toma de posesión. Los trumpistas se defienden con un argumento histórico: en 1973, durante la segunda inauguración de Nixon, pese a su contundente victoria en 49 estados, 80 diputados demócratas boicotearon el acto.

Es cierto. Pero a Nixon lo adversaban por la gestión de la guerra de Vietnam, mientras Trump genera una hostilidad personal. No lo rechazan por sus hechos, porque nunca ha sido político, sino por sus dichos, sus ademanes, su carácter, sus rasgos de bully o por el hecho de que en su discurso de toma de posesión no haya tenido una sola frase conciliatoria. Sigue en pie de guerra.

Le critican su pelo rebelde, como el nido de un pájaro loco y descuidado, y los tobillos edematosos propios de un tipo sedentario de 70 años cuyo ejercicio diario es enviar diez twitters agresivos contra todo aquel que lo contradice.

Trump no va a tener los cien días de gracia que supuestamente les conceden a los mandatarios. Unas horas antes de tomar posesión, tres catedráticos de psiquiatría declararon que se trataba de un narcisista que cumplía con casi todos los síntomas con que el DSM 5 (la última edición del manual de diagnósticos de la profesión) describe esa patología.

¿Cómo será su gobierno? Nos esperan cuatro tensos años de disputas. Trump es un doer de la variante “locus de control externo”. Cuando las cosas le salen mal culpa al otro, nunca a sí mismo.

Seguramente tratará de hacer muchas cosas desde el principio. Es un empresario con iniciativa e intentará llevar su fuego y sus hábitos de trabajo al ámbito del Estado. A su manera, es otra forma de derrotar a sus enemigos.

Comenzará con los inmigrantes. La causa es popular y son débiles. Lo más fácil será edificar el Muro en la frontera con México. Lo hará, aunque los narcos luego lo burlen. Expulsará indocumentados con toda la furia prometida en las tribunas.

Junto a los rusos, probablemente lance una ofensiva aérea contra Isis. Algunos expertos suponen que el sitio escogido será la golpeada ciudad de Palmira en Siria, recientemente retomada a sangre y fuego por los combatientes del califato.

Simultáneamente, les dirá a sus asesores que armen de inmediato un plan de salud que sustituya al Obamacare, mientras les explicará a los chinos que deben abrir el mercado a los productos americanos o sufrir represalias económicas.

Corregirá el desaguisado de Obama en Israel, restaurando las mejores relaciones con el aliado judío, la única democracia efectiva y fiable que existe en aquella torturada zona del planeta.

Pero nada de esto le será fácil. La gran diferencia entre las actividades que llevan a cabo los empresarios del sector privado y los funcionarios del ámbito oficial, elegidos o designados, está claramente descrita en el Derecho Público.

Los políticos y funcionarios sólo pueden hacer aquello que la ley les ordena, y dentro de los límites establecidos por ella. Los empresarios privados, en cambio, pueden llevar adelante todos aquellos proyectos que la ley no les prohíbe. El matiz es abismal.

A ello debe agregarse el modus operandi de las dos esferas.

En la privada se alienta la iniciativa de los ejecutivos. Se les remunera si han hecho un buen trabajo y se les promociona. Se les halaga cuando tienden a la eficiencia, pero se les expulsa cuando se equivocan frecuentemente o cuando los resultados han sido negativos. Es fácil, además, juzgarlos. Basta con examinar el bottom line y otras minucias.

Los funcionarios, por su parte, no tienen iniciativas. Cumplen órdenes, pero lo hacen (cuando lo hacen) lenta y parsimoniosamente. No es posible incentivarlos por hacer bien su trabajo. Se supone que ése es su deber. Tampoco es factible echarlos cuando trabajan muy poco o muy mal. La mayor parte son inamovibles. Si Trump les dice you are fired, están despedidos, se le reirán en la cara.

No tengo la menor idea de cómo acabará la aventura de elegir presidente a un outsider sin la menor experiencia en el sector público, armado con un claro discurso de populista de derecha, proteccionista y aislacionista, empeñado en “hacer otra vez grande” a la primera potencia del planeta desde hace, aproximadamente, un siglo.

Sé, sin embargo, que peligra el orden mundial que F. D. Roosevelt y luego Harry S. Truman crearon en los años cuarenta y eso puede generar una grave perturbación. No se cambian las líneas maestras de las relaciones internacionales sin producir un terremoto.



Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

domingo, enero 22, 2017

Video. Académico cubanoamericano fungirá como Director de Políticas de Administración de Donald Trump

Martí Noticias
Published on Jan 20, 2017
Un académico cubanoamericano fue nombrado Director de Políticas y Coordinación Interagencias para la Administración de Trump. Carlos Díaz-Rosillo es uno de los cuatro cubanoamericanos que formaron parte del equipo de transición del ahora presidente.


Académico cubanoamericano fungirá como Director de Políticas de Administración Trump


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Video. Rocío Monasterio: Barack Obama es cómplice del Castrismo. Cuba y la eliminación de la política estadounidense de ‘pies mojados, pies secos’

T V Libertad
Published on Jan 21, 2017
Consecuencias de la eliminación de la política Pies Secos Pies Mojados, la relación entre EEUU y Cuba bajo la presidencia de Barack Obama, el silencio de Europa, España y de los medios de comunicación que han criticado a Donald Trump, fueron los temas debatidos por Rocío Monasterio en El Enfoque de HispanTV el 18 de enero, 2017.

La analista política cubana-española Rocío Monasterio expone las razones sobre el cambio de la política Pies Secos Pies Mojadas eliminada por Obama al que calificó de "Cómplice del Castrismo", a Raúl Castro como "Asesino y Torturador", los "Médicos Esclavos" y del "Infierno en que viven los Cubanos". Abordó en forma contundente las causas políticas de la emigración de los cubanos desde la operación Peter Pan, del asesinato y hundimiento del "Remolcador  13 de Marzo". Tambien se refirió la "Cínica Europa" que en sus acuerdos, no ponen "Ni una sola palabra sobre los Derechos Humanos en Cuba ni los Presos Políticos", que priman los  "Intereses Económicos" de muchas empresa para hacer negocios en Cuba con Raul Castro y de como el Sr. Rajoy se ha olvidado de Cuba, que ya no recibe a las Damas de Blanco, ni se acuerda de Eduardo Cardet. Ademas se refirió a los medios que han criticado tanto a Donald Trump y que "estan mudos con lo que ha hecho Obama"
Fuente del Video: VOX España

En el programa participaron Ernesto Gutiérrez Tamargo, abogado y miembro de la Asociación Cubano-Española de Derecho y los defensores y voceros del régimen castrocomunista: Juan Antonio Aguilar, periodista y director de elespiadigital.com y Gregorio Benito, miembro de la Asociación de amistad Hispano-Cubana Bartolomé de las Casas.

El programa completo  lo puedes ver en el segundo video.

Rocío Monasterio: Obama es cómplice del Castrismo

-

********

Copia del Video original publicado por HispanTV: Enfoque - Cuba y la eliminación de la política estadounidense de ‘pies mojados, pies secos’

 Published on Jan 18, 2017

Enfoque - Cuba y la eliminación de la política estadounidense de ‘pies mojados, pies secos’




Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Donald Trump instaura el Día del Patriotismo y firma orden ejecutiva por la que anima a los estados a eliminar los aspectos que consideren más costosos de la aplicación del Obamacare

 Nota del Bloguista de Baracutey Cubano

No son pocas las personas que protestan contra  Donald Trump  sin saber que son manipulados por la desinformación y la ignorancia .

Gran parte de esa desinformación e ignorancia es culpa de la mayoría de  los grandes mediso de comunicación. Lean la noticia y comprenderán lo que les digo;  no obstante, en la era de Internet (sin olvidar que en ella hay información y desinformación)  lo que decide es la comodidad o la pereza del individuo de oir y aceptar pasivamente la información que le llega.
 **************************
Tomado de http://www.libertaddigital.com

Trump instaura el Día del Patriotismo y firma su primera orden ejecutiva contra el 'Obamacare'

********
Donald Trump, ha firmado sus primeros decretos presidenciales y documentos legislativos tras jurar el cargo en el Capitolio.
********

Trump, firmando el traspaso de poderes y sus primeras medidas | EFE

Por LD/Agencias
2017-01-20

Donald Trump estampó su firma en la exención legislativa aprobada por el Senado durante los pasados días a la ley que prohíbe que un militar retirado hace menos de siete años encabezar el Departamento de Defensa. Es el caso de su elegido para el puesto: James Mattis, de forma que con esta medido "Perro Loco" Mattis ve expedito su camino para ser confirmado como el próximo jefe del Pentágono.

Asimismo, el presidente de EEUU firmó otros documentos relativos a sus nombramientos para su equipo presidencial y el decreto por el que ha hecho oficial que el día de hoy sea el Día Nacional del Patriotismo en Estados Unidos.

Según informa Efe, Trump, rodeado de algunos de sus asesores y familiares, bromeó mientras firmaba la exención de Mattis: "Pensé que era la ley sanitaria", ironizó al aludir a la derogación que ha prometido de la reforma sanitaria del ya expresidente Barack Obama, que pretende sustituir con prontitud, si bien no ha detallado su plan alternativo.

Además, Trump ha firmado su primera orden ejecutiva como nuevo mandatario del país, por la que anima a los estados a eliminar los aspectos que consideren más costosos de la aplicación de la reforma sanitaria de su predecesor, Barack Obama, la Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible, conocida vulgarmente como 'Obamacare'.

La orden tiene carácter vinculante pero su impacto es simbólico, ya que la administración Trump ya ha avanzado que no tomará medidas prácticas a este respecto hasta que no desarrolle un plan que pueda sustituir en su totalidad a la reforma sanitaria.

En cualquier caso, Trump indica que, en virtud del deber de su administración de tomar "todas las medidas que permita la ley para minimizar las injustificadas cargas económicas y regulatorias" de la reforma, pide a las agencias del Gobierno que permitan a los estados "más control y flexibilidad para crear un mercado sanitario más libre y abierto".

Es decir, las agencias federales deberán proporcionar ayuda a las autoridades de cada estado a eliminar algunos aspectos económicos especialmente gravosos de la ley, entre ellos el mandato que obliga a la mayor parte de los estadounidenses a adquirir un seguro médico, una de las facetas menos valoradas de la reforma de Obama.



Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...